Edificio

Convento de San Vicente Ferrer, lo hicieron construir los frailes dominicos a partir de 1590,  año en que se fundó la congregación, promovido por Jaume Bleda.

La fachada, monumental y simétrica, es un ejemplo sencillo de arquitectura barroca. En lo alto de la gran portalada destaca la imagen del fundador de la orden, Santo Domingo. El claustro, espacioso y austero, se caracteriza por unos grandes arcos de medio punto que daban luz a las dependencias conventuales.

La Iglesia del convento desapareció en el segundo tercio del siglo XIX. Se encontraba a continuación de la Puerta actual del convento, de manera que la fachada del templo cerraba el vial Nou en una placita, donde también confluía la calle Fusters. Todavía se conserva, tapiada, la silueta de una de las capillas, que ahora parece una Puerta a la calle, capilla del Roser.

El edificio se desamortizó el año 1836 y lo dieron al Ayuntamiento en el año 1844. Ha tenido muchos usos: cuartel, hospital, teatro, escuela, juzgado,...

En 1993 empezaron los trabajos de restauración del convento por parte, de escuelas taller, en donde los jóvenes aprendieron un oficio (obra, pintura, electricidad, carpintería), hasta que lo convirtieron en “Museu Valenciâ de la Festa”.

 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31