Els Tornejants
 
 
Destreza, mística y galantería se dan cita al inicio de la parte religiosa de la Procesión. Son els Tornejants, junto a la Muixeranga,  el baile más característico de la fiesta de Algemesí. Caballeros que solemne y hábilmente le danzan a la Mare de Déu.
 
HISTORIA
 
Si bien se puede observar la existencia de una asociación formal con danzas de tipo presentacional/reverencial como son los Aurreskus vascos y otras danzas del Piamonte italiano, no podemos aventurar una conexión directa de nuestra danza con estas dos. Sin embargo, habrá que apuntarla.
Presente, pero con otras evoluciones, en Morella (Dansa dels Torners) y hasta las primeras décadas del siglo XX en Ontinyent, la primera referencia escrita del baile en Algemesí fecha de 1800, cuando acude a participar en Agullent (fiestas centenarias en honor a san Vicente Ferrer), hecho que deja constancia que el baile ya se realizaba con anterioridad en Algemesí, siendo posiblemente las familias de la nobleza rural de los siglos XVII y XVIII (Curçà, Tarragona, Folqués, Mercer, Alapont, Cerveró, Medos y Carrasco) sus introductoras.
Dentro de la historia personal de la danza, son recordados los maestros Vicent Ivanyes (1830-1843), Ignasi Martínez (a partir de 1834) y Francesc Castanyer (1867). Ya en el siglo XX lo son, en su primera mitad, Silvestre y Cacau, que pasaron el relevo a los linajes de los Silvestrets, los Corello y los Pardals.
 
DANZA
 
Un paje, a modo de heraldo, abre la marcha con paso firme marcado por los toques secos del tabal. Con los brazos estirados, mantiene horizontalmente una espada a la altura de los hombros. Con la otra mano, cubriendo la punta, sujeta un escudo en forma de corazón con la imagen de la Mare de Déu. Le siguen los danzantes, que en número de seis realizan dos tipo de evoluciones: Floretes y Fuga.
Floretes: Son bailados por uno, dos o cuatro danzantes en las modalidades de carreretes, cadireta, crussà, quatre cantons, mags i quatre cares.
La Fuga: Es la danza de mayor duración. Necesita de la participación de los seis danzantes. Consta de passeig, torneig i cabrioles. Recuerda simbólicamente un torneo medieval y acaba con una genuflexión reverencial delante del Guió de la Mare de Déu.
Acompañan a los danzantes los botargas, niños que se encargan de sujetar, recoger y suministrar a els tornejants las varitas con las que estos ejecutan la danza. 
 
INDUMENTARIA
 
El traje de tornejant está formado por: cuerpo o chaleco (con pasaderos a la espalda en forma de flores y faldellín de tisú plateado, recordando la coraza), calzones de terciopelo negro (por debajo del anterior), medias blancas de artísticas vainicas; zapatillas con largas vetas que se atan por sobre las medias y casco (de la misma tela que el cuerpo, con cumbre de flores formando la cruz de san Jorge, el anagrama de la Mare de Déu al frontis y careta o máscara de alambre sobre el rostro).
Complemento de la vestimenta, imprescindible para la ejecución de la danza, son las varitas, vibrátiles listones de madera que a modo de lanza hacen servir els Tornejants.
 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30